Seleccionar página

Las bisagras de una puerta es un procedimiento muy sencillo, una vez tengas instalado el marco, las bisagras son algo sumamente fácil de montar, solo necesitas tus bisagras por supuesto, sus tornillos, un taladro y una regla o cinta métrica. Eche un vistazo al sitio aquí
Pasos para instalar las bisagras de una puerta
Toma la puerta y en ambos extremos, arriba y abajo mide 10 centímetros y márcalo con un lápiz o con lo que se pueda ver, y has lo mismo en el centro, si es necesario.
Pon las bisagras encima de esas medidas y marca la forma de la pestaña que va sosteniendo la puerta.
Realiza un rebaje leve, más o menos del grosor de las bisagras para poder introducirlas, usa un formón y un martillo.
Instala las bisagras con los tornillos, puedes abrir los orificios para ellos primero, pero si tienes una máquina para poner tornillos a mano, puedes ahorrarte este paso.
Ahora, toma tu puerta y colócala sobre el marco, para tomar la medida de la otra pestaña de la bisagra, cuádrala muy bien, que quede bien desde arriba, pues normalmente hay un pequeño espacio entre la puerta y el suelo, quizás necesites un poco de ayuda para ello alguna tablilla donde montarla.
Realiza el calado o rebaje en el marco de la forma de las bisagras, de la misma manera que en la puerta, y procede a atornillar las pestañas.
Verifica que la puerta abre y cierre adecuadamente, sino es así realiza los ajustes correspondientes.
No necesitas ser un profesional para poder poner una puerta en tu hogar, solo contar con los instrumentos adecuados, y tener un poco de fuerza para poder sostener tu puerta, quizás la ayuda de alguna amistad o familiar, del resto tú mismo puedes hacerlo.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
LLAMA AHORA